Reino Unido, Alemania y Francia o cómo la crisis de estos países afectará a nuestro turismo

El sector turístico ha aguantado la crisis económica como ha podido durante el pasado año. La realidad es que la contracción económica empezó a notarse a finales de 2007 y se ha acentuado definitivamente en la segunda mitad de 2008. Pero este ejercicio que acaba de empezar promete ser peor. El turismo extranjero representa en España casi la mitad de los ingresos de esta industria. El Reino Unido es nuestro principal emisor, ya que sus nacionales representan el 27,4% de todos los viajeros foráneos que nos visitan. Pues bien , el gobierno de este país ha anunciado que su PIB se contraerá un 1,5% durante este año. Eso significará más paro en un estado donde el ejecutivo de Gordon Brown ya ha tenido que intervenir en el capital de los bancos. Y este paro, sin lugar a dudas, hará que viajen menos británicos a España. De hecho, en diciembre las visitas de británicos ya se redujeron considerablemente (un 14,9% segun datos de Frontur). Por si fuera poco, a esto hay que sumar el cambio desfavorable entre libra y euro.

Los alemanes suponen el 17,5% de todos los turistas que nos visitan. Su gobierno también ha anunciado una caída de su PIB a cifras negativas durante este año. Por su lado, los franceses, también en crisis, representan un 14,2% de los turistas que nos visitan. En resumen, estos tres mercados significan el 59,1% de los extranjeros que pasan sus vacaciones en nuestro país y que se dejan aproximadamente unos 23.179 millones de euros al año. Las cifras hablan por sí solas.

Va a ser un año complicado.