Barajas y su pasajero 1.000 millones

El Aeropuerto de Madrid-Barajas (España) ha registrado su viajero 1.000 millones. El hito se produce a los 80 años de su inauguración, ya que el aeródromo central de la capital se puso en marcha el 22 de abril de 1931. Entonces competía con Cuatro Vientos (aún operativo para aviación privada) y Getafe (hoy base aérea militar).

La directora del Aeropuerto de Madrid-Barajas, Elena Mayoral, y la directora de marketing de Iberia, Carolina Martinoli, han recibido al pasajero 1.000 millones a su llegada al aeropuerto: Alonso Fernández Ortiz (en la foto), un colombiano que ha aterrizado a bordo de un Airbus 340-600 de Iberia con 342 pasajeros, procedente de Bogotá (Colombia). Madrid-Barajas gestiona 45 millones de pasajeros anuales y cerca de 375.000 operaciones, lo que le sitúa en el quinto puesto de aeropuertos europeos por volumen de tráfico (el decimonoveno en todo el mundo).

Está bien celebrar efemérides, pero en Barajas no todo es bueno. El aeropuerto ha cargado a Aena, la empresa pública que se encarga de la gestión aroportuaria, con una deuda de 5.527 millones tras la construcción de la Terminal 4, su última ampliación y base de operaciones de Iberia. Esta enorme deuda ha provocado una subida de tarifas aeroportuarias en los últimos dos años que repercuten en el bolsillo del contribuyente y del cliente. Muchas veces sin que se aprecie una buena gestión del aeropuerto y un uso correcto de estos ingresos para mejorar su funcionamiento (por ejemplo, en las cintas de equipajes)

Además, Barajas no es rentable desde el punto de vista operativo. El aeropuerto madrileñó perdió 94,98 millones de euros en su ejercicio 2011 (último dato disponible). Y ello a pesar de que su Ebitda (resultado sin descontar amortizaciones, pago de deuda e impuestos) es de 339 millones. El pago de la deuda es su principal lastre.

En cualquier caso, todos estos son datos que invitan a mejorar, pero está claro que Barajas es un aeropuerto moderno. En cuanto a su contribución social, el impacto del aeropuerto en la economía nacional es de 12.105 millones de euros, creando 250.161 puestos de trabajo (entre directos e indirectos).