Ana Botella, asesora de turismo urbano en la OMT

La ex alcaldesa de Madrid ha sido contratada por la Organización Mundial del Turismo, aunque no se sabe muy bien por qué aptitudes en esta área económica.

Ana Botella e Ignacio González en la presentación del Global SummitLa Organización Mundial del Turismo (OMT) ha fichado a Ana Botella, ex alcaldesa de la ciudad de Madrid, para que asesore de forma directa a Taleb Rifai, secretario general de la OMT, sobre turismo urbano. Pero, ¿cuáles son los méritos de Botella en esta área para haber llegado al cargo?

Ana Botella accedió a la alcaldía de Madrid casi por carambola, cuando Alberto Ruíz-Gallardón aceptó el puesto de ministro de Justicia que le ofreció Mariano Rajoy (Partido Popular) al llegar al Gobierno en 2011. De esta manera, el Pleno del Ayuntamiento de Madrid tuvo que elegir a un nuevo alcalde y, con la mayoría del Partido Popular (PP) en el mismo, Ana Botella, número dos de la lista y hasta entonces concejal de Medio Ambiente y Movilidad, fue la señalada.

En el haber de Botella, mujer del ex presidente del Gobierno José María Aznar (PP), se encuentra la celebración del Global Summit en 2015, un evento organizado por la World Travel and Tourism Council que aglutinó a los principales directivos del sector en la capital de España durante dos días. Pero hay otros puntos menos brillantes de su gestión turística. Para empezar, la imposibilidad de fijar un plan estratégico de turismo claro para la ciudad.

Botella presentó un plan estratégico en 2012, pero la crisis y la alta dependencia de Madrid de los visitantes que llegaban de España lo dejaron desfasado inmediatamente. En 2015, antes de que abandonase el cargo, se anunció un nuevo plan estratégico del que nunca se supo y que ha sido sustituido por otro, realizado por el nuevo equipo de Gobierno de Ahora Madrid junto con la comunidad autónoma, del que se desconocen los detalles.

Por otro lado, en 2012 la ciudad de Madrid atravesó un vía crucis con una caída del 7,7% en llegada de turistas extranjeros con respecto al año anterior. Entonces, el derrumbe de los viajes de españoles, la reducción de vuelos en Barajas por la subida de tasas y la crisis en el mercado italiano, fundamental para Madrid, hundieron el negocio turístico de la capital. Y ello a pesar del plan estratégico de Botella. Hubo que poner en marcha una campaña promocional de emergencia y, a partir de 2014, las cifras empezaron a recuperarse.

Por otro lado, en 2014 se supo que la reputación de Madrid caía en el índice City RepRank, desde el puesto 20 en 2011 al 32 en 2014. Botella seguía siendo alcaldesa de la ciudad. Y hoy ha saltado la noticia de que Botella vendió 1.800 viviendas a un fondo buitre saltándose la ley en 2013. Y, noticias como estas no serán raras teniendo en cuenta que se contrata a un cargo público en España, donde la corrupción está a la orden del día.

La ex primera edil también será recordada por su pésima imagen hablando en inglés en la candidatura a los Juegos Olímpicos de 2020: el famoso relaxing cup of coffee en Plaza Mayor. Pero su momento más negro fue la noche del 1 de noviembre de 2012, cuando aconteció la muerte de cinco jóvenes en el recinto Madrid Arena tras una avalancha. Botella se encontraba de vacaciones en Portugal y no fue capaz de volver a Madrid para ponerse al mando de la situación.

Así que se desconocen las habilidades de Ana Botella en lo que se refiere al turismo y la imagen de los destinos urbanos. Debe de tenerlas, a juzgar por el fichaje que ha realizado la OMT, el único organismo de las Naciones Unidas con sede en Madrid, y que dispone de un presupuesto cercano a los 14 millones de euros anuales.

Sandra Carvao, jefa de Comunicaciones y Publicaciones de la OMT, ha explicado a este medio que la “señora Ana Botella fue designada como asesora honorifica del Secretario General para temas de turismo urbano como ex alcaldesa de Madrid”. Carvao también aclara que el secretario general de la OMT “tiene más de 20 asesores en todo el mundo en diferentes áreas”. Sobre el trabajo de Botella, la responsable de la Organización explica que la ex alcaldesa “brindará apoyo al trabajo de la Red de Turismo Urbano”. Las redes son grupos de trabajo que crean los países miembros de la OMT y que aglutinan a expertos y operadores del sector privado para mejorar la competitividad del turismo.

Sobre las condiciones salariales de Botella, sus méritos así como el tiempo que desempeñará su puesto, la portavoz de la OMT no ha aportado más información.

  • ES indignante y un insulto a las personas con preparación y capacidad para ejercer ese puesto. Una vergüenza absoluta y un desprestigio para un sector tan importante en la economía de muchos países, incluido España.