Iberia contrata un asistente virtual

Parece que el futuro que tantas veces hemos visto en las películas ya es una realidad. Iberia ha presentado sus agentes virtuales en la Terminal 4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas, como se puede apreciar en el vídeo. Se trata del holograma de una persona (hombre o mujer), situado entre los mostradores 810 y 811, que dará informaciones sobre la compañía, los procesos de facturación, de seguridad, las salas VIP, el auto-checkin y otros temas. De hecho, la aerolínea ha programado estas imágenes con hasta 200 mensajes.

Sin duda, esta innovación tecnológica es un avance, aunque está por ver la utilidad que tiene y los usos futuros que se le pueda dar, quizá con mensajes en tiempo real en casos de huelgas, cancelaciones masivas o inclemencias meteorológicas.

En cualquier caso, esta anécdota no debe distraer de los problemas que afronta Iberia como compañía área. Por un lado, el contencioso que enfrenta a la firma con los pilotos a cuenta de la creación de Iberia Express y de la renovación del convenio colectivo. De momento, los paros de los comandantes se han congelado para facilitar el arbitraje al que está sometido el conflicto. Ayer se conocía una sentencia de la Audiencia Nacional que da la razón a la aerolínea frente a las huelgas del sindicato de TCP Stavla, declarándolos ilícitos, y que podría suponer un precedente para los problemas con el Sepla.

Por otra parte, la falta de rentabilidad de Iberia es otro de los puntos negros que están lastrando las cuentas de IAG, el grupo en que se integra junto con British Airways y Bmi. La realidad es que la aerolínea española ha perdido 170 millones de euros en el primer trimestre de 2012, según los últimos resultados presentados. Su red de corto y medio radio (vuelos nacionales y europeos) no es eficiente, motivo por el que se ha creado Express. ¿Servirán los asistentes virtuales para solventar estas carencias?