Huelva en tintas planas

Hubo un tiempo en el que la cartelería era un arte en sí misma y una forma muy eficaz de comunicar ideas y pasiones. En España, el cartelismo tuvo su auge durante la Guerra Civil (1936-1939), periodo en el que las principales ciudades del país cambiaron el ladrillo de sus paredes por carteles de uno y otro bando, llamando a filas, recordando lo nefasto que es el fascismo o ilustrando sobre los desmanes del comunismo. Después, el uso de la fotografía con fines propagandísticos acabó por sepultar al cartel como forma de comunicación definitivamente. Continuar leyendo “Huelva en tintas planas”

Viajando con el espíritu de Humboldt

Los apasionados por los viajes con corazón y aventura tienen una oportunidad de compartir experiencias y conocimientos en Madrid. Entre el 9 de mayo y el 5 de junio, Pablo Strubell (@PabloStrubell), coautor del libro Cómo preparar un gran viaje y exgerente de la Sociedad Geográfica Española, ha organizado las “Jornadas Humboldt de los grandes viajes” con diversos viajeros que han hecho de esta actividad su forma de vida y en honor a Alexander Humboldt, gran geógrafo y explorador del siglo XIX

Aquellos que quieran pasar varias tardes llena de conocimientos y experiencias podrán acudir al Centro Dotacional Integrado de Arganzuela, en la calle Canarias 17 de Madrid, hasta completar aforo. La entrada es gratuita y alguna de las conferencias promete, ya que asistirán ponentes como Fabián Barrio o Alicia Sornosa, recibida recientemente por Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, por dar la vuelta al mundo en moto. Todas las conferencias se desarrollan de siete de la tarde a nueve de la noche.

Además, junto a las conferencias habrá una exposición de fotografías de Gonzalo Azurmendi, Menchu Redondo, Kris Ubach o Enrique López-Tapia, entre otros.

I Jornadas Humboldt de grandes viajes

Niemeyer deja su legado en Avilés

Ha fallecido el arquitecto brasileño Óscar Niemeyer a los 104 años de edad (Río de Janeiro, 1907-2012). No vamos a escribir aquí un obituario sobre este genial artista, ya que las publicaciones especializadas y los medios generalistas (por ejemplo El País) se han ocupado de ello mucho mejor.

Sin embargo, sí queremos recordar que Niemeyer dejó en España su huella. Primero en 1989, cuando se le concedió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. Y después con el diseño del Centro Cultural Internacional de Avilés, al que dotó de sus curvas y espacios, y que lleva su nombre. Lamentablemente, el Centro Niemeyer no está en pleno funcionamiento debido a la mala gestión, el despilfarro y, como no, la política.

Este medio tuvo oportunidad de asistir a las obras de finalización del Centro Niemeyer de Avilés en octubre de 2010 (como muestra la fotografía), cuando faltaban pocos meses para su inauguración. Entonces ya se vislumbraba la sala de exposiciones de 4.000 metros cuadrados o su auditorio de 21 metros de altura. Este último elemento era especial, porque una pared móvil permitía abrir el escenario a la gran plaza que se situaba frente al complejo para que las personas del exterior pudiesen ver las representaciones, ampliándose el aforo del auditorio.

Todo esto duró escasamente un año, hasta que el recrudecimiento de la crisis y el cambio de Gobierno en el Principado de Asturias (con Foro de Asturias) destaparon la deficiente gestión económica del Centro Niemeyer. Después, el silencio y la nada.

Es desgraciado que una obra de esta envergadura, por su belleza y por su creador, se quede en nada. Avilés ganaba como centro turístico y artístico de Asturias y de España. Y, además, alrededor del complejo se debía construir un área empresarial donde la innovación tecnológica sería la clave. Todo ha quedado en promesas.

En cualquier caso, a poco que se viaje, encontrarse con el alma de Niemeyer no es difícil. Este medio también ha disfrutado de ciudades como Río de Janeiro o Sao Paulo, donde la huella del arquitecto es más visible. Por ello, los edificios de Óscar Niemeyer, como el Museo de Arte Contemporaneo de Niterói (Brasil) están esperando al viajero para que se deleite con sus formas.

Viajeros irrespetuosos en Sri Lanka

Mostrando la ignorancia | Foto: Minutouno.com

La falta de educación y la creencia de que con dinero se puede comprar todo hacen verdaderos estragos. Tres turistas franceses (dos hombres y una mujer) han sido detenidos en Sri Lanka (en francés) después de que la fémina se hiciese fotos besando la estatua de Buda en los labios. Lo que ignoraban estos tres viajeros (dos de los cuales se hicieron fotos imitando la postura de Buda) es que estos actos son contrarios a las creencias de este pueblo asiático y constituyen un delito.

Nuevamente se demuestra que, antes de viajar, hay que pertrecharse bien ante las futuras salidas. No sólo empaquetando todo lo necesario en la maleta, sino aprendiendo lo más importante sobre la cultura, tradiciones y leyes del país que se visita. El viajero occidental no puede pasar como un elefante por una cacharrería, haciendo gala de su ignorancia, e insultando a otras culturas que le están dando cobijo en el destino al que acude. En este caso han sido franceses (se les denunció cuando revelaron las fotos en un comercio de Sri Lanka [ni para esto tuvieron inteligencia] y la pena de cinco años de carcel se ha conmutado por una multa de ocho euros), pero podían haber sido españoles o estadounidenses o italianos…Da igual, la conclusión es la misma: viajar supone aprender y respetar.