Batallones de fósiles en Torrejón de Velasco

Jorge Morales, director de la excavación, en el Cerro de Batallones

A veces los descubrimientos más curiosos se producen a pocos kilómetros de nuestra vivienda. En este caso de los lugares de residencia de los madrileños, ya que el municipio de Torrejón de Velasco, cerca del límite con la provincia de Toledo y al lado de la autovía que lleva este nombre, alberga un yacimiento con restos de animales que vivieron en la zona hace 9 millones de años (Era Terciaria).

En el Cerro de Batallones ha quedado fosilizado un tesoro de más de 10.000 huesos de diferentes animales que campaban por la zona cuando ésta era una sabana. La Comunidad de Madrid, que junto con CSIC, apoya las excavaciones lo ha querido llevar su terreno explicando que los animales “vivieron en la región madrileña”. En fin, hace 9 millones de años los límites administrativos, las nacionalidades y patrias chicas no eran una gran preocupación.

Lo importante es que hace pocos días se halló un heso que corresponde al ancestro del actual Panda Rojo, una especie que hoy subsiste en el Himalaya (Nepal), y que es uno de los eslabones para comprender su evolución. Además, en la excavación, que se inició en 1991 y dirige Jorge Morales, hay restos de hipariones (caballos primitivos) e incluso jirafas de cuatro cuernos, entre otros. Es curioso como el pasado nos une con el presente y nos conduce a lugares tan lejanos como el Himalaya.

Incomodidad entre los ‘business’ de las aerolíneas

El marketing y la publicidad no tienen límites. Muchas aerolíneas están sufriendo una sangría de clientes en todas sus clases, pero fundamentalmente en la business. Y es que las empresas están empezando a abrocharse el cinturón de verdad ante la que está cayendo, por lo que tienden a reducir los desplazamientos de sus ejecutivos y a acomodarlos en otras clases más económicas.

Iberia no se ha quedado de brazos cruzados y ante la evidencia ha decidido “reorganizar” su clase más selecta, tanto en vuelos nacionales como internacionales. Lo que se le ha ocurrido a la primera aerolínea española es “no comercializar las butacas centrales en esta cabina [business] y dejar el asiento del medio siempre libre, para que los clientes de negocios dispongan de más espacio y disfruten de mayor comodidad” tanto en vuelos nacionales como internacionales, según un comunicado de la firma. Hombre, pensar en la comodidad del viajero siempre está bien, pero lo que está muy mal es que no se hayan dado cuenta hasta ahora (después de 80 años de existencia) de que los señores del business iban incómodos y apretados en primera clase.

Al paso que vamos (con unas low cost ganando terreno a las aerolíneas tradicionales) no tardaremos en ver cómo los asientos centrales de las clases más económicas también se quedan libres. No por nada, sólo para facilitar que el viajero acomode su equipaje de mano, el perro, el gato y el loro.

No queremos hacer sangre de este tema, de verdad. Siempre defenderemos a las empresas turísticas, sobre todo a las españolas. Pero tampoco nos gusta que se intente ocultar la verdad: las aerolíneas están sufriendo mucho (como otras empresas del sector, por ejemplo las agencias de viajes), pero no pensamos que la solución sea decir que no se comercializarán las butacas centrales en business. Es que, de cualquier manera, no se van a vender. Al menos de momento.

26.000 niños mueren en el Mundo diariamente, muchos en lugares turísticos

Aunque no es un tema que esté directamente relacionado con el contenido de este portal, sí es verdad que a los que nos gusta viajar podemos contribuir a mejorar de alguna manera la situación de los niños en el mundo. Y es que, según datos de la ONU, cada día mueren en el mundo 26.000 menores de cinco años, la mayor parte de ellos en países africanos o asiáticos que muchos de nosotros visitamos. Para hacerse una idea, en nuestro país hay 142 municipios con entre 20.000 y 30.000 personas, ¿qué sucedería si desapareciese uno cada día? ¿Removería nuestra conciencia?

Esta semana se celebra el 50 aniversario de la Declaración de Derechos del Niño, que en su artículo 32 expone que los niños deben “estar protegidos contra la explotación económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o entorpecer su educación”. Y, no obstante, hay más de 200 millones de niños trabajadores, según la ONG Manos Unidas. Muchos ellos en países turísticos y tercermundistas. El drama de los niños soldado también es sangrante y cerca de dos millones de pequeños han muerto en los últimos diez años en los diversos conflictos que se dan en el mundo: el último, el de la República Democrática del Congo.

En fin, no queremos dar lecciones de moral y cada uno, en conciencia, sabe lo que debe hacer. Pero sí queremos decir que para viajar es necesario un cierto nivel económico: muchas veces no estaría de más desviar una mínima parte de ese nivel hacia los que más lo necesitan. Empezando por los Gobiernos y las grandes empresas.

Un turismo rentable

Los datos que ha presentado Exceltur sobre las previsiones del sector turístico para los próximos meses no son nada halagüeños. No vamos a comentarlos aquí, puesto que hablan por sí solos. Sin embargo, sí queremos desenterrar del maremágnum de cifras una de las recomendaciones que José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de la asociación realizó. Se trata de promocionar e incentivar más el turismo de interior.

Nuestro país es muy afortunado al contar con tierras tan dispares que van desde Andalucía a Galicia, pasando por las dos Castillas y llegando a Cataluña. Dentro de cada una de las 17 comunidades que conforman el Estado se encuentran una serie de vestigios históricos y culturales que han formado lo que somos y que son susceptibles de explotación turística. Esto es algo que corresponde llevar a cabo a las comunidades autónomas, que son quienes tienen competencia para gestionar la promoción de sus destinos. Y esta promoción no sólo debe ser externa, sino que también debe dirigirse al consumidor español, que, no lo olvidemos, representa el 50% de los ingresos que se obtienen por turismo en nuestro país.

Muy relacionado con esto se encuentran los alojamientos rurales, que están sufriendo en los últimos años una gran explosión. A falta de que se conozcan los datos del mes de junio pasado, el Instituto de Estudios Turísticos (IET) señala que en mayo se registró un aumento del 27% en la ocupación de este tipo de establecimientos con respecto al mismo mes del año anterior. Parece que la crisis está ayudando a elegir las casas y hoteles rurales como una opción de pasar unas vacaciones distintas, en familia o con los amigos, más baratas, relajadas e incluso con mayor calidad que en otros destinos. Desde este medio pensamos que ahora es una muy buena oportunidad para que los propietarios de alojamientos rurales, ayudados por las respectivas comunidades autónomas, colaboren para hacer llegar a los ciudadanos las bondades de esta opción vacacional, sobre todo de cara al otoño-invierno que se nos acerca.

Toda la suerte para Flysur

Damos la bienvenida al mercado a Flysur, la nueva aerolínea cordobesa que operará vuelos desde el 4 de septiembre a Barcelona, Bilbao y Vigo. Le deseamos toda la suerte del mundo en un escenario con el precio del petróleo en máximos históricos, con pocas perspectivas de bajar, y con unos precios infravalorados por la competencia.

Es una buena noticia que en un contexto de reducciones de flota, trabajadores y rutas, surja una línea aérea que traiga una mayor competencia a los vuelos regionales en nuestro país. Sin duda, los clientes se verán beneficiados.

Tampoco queremos pecar de un exceso de optimismo y debemos recordar que otras aerolíneas (como Air Asturias [Vía Blog Salmón | El Mundo | El País]) fracasaron en su intento de plantar cara en el mercado doméstico. En cualquier caso, seguiremos muy de cerca a esta nueva compañía.

Los medios somos responsables

Posiblemente no sea lo más popular dentro de la tónica general de ser políticamente correctos, pero desde Revista80dias.es también estamos convencidos, junto con Fernando Álvarez, responsable de Plataforma David, de que los medios no tratan con justicia a Israel. Se podrán compartir o no muchos de los postulados de Álvarez, pero lo que es innegable es que la visión que nos ofrecen del estado israelí nunca suele ser excesivamente buena.

Quizá algunos nos llamen pro israelíes, pero nosotros sólo queremos dar a nuestros lectores todos los argumentos para que ellos mismos juzguen y saquen sus propias conclusiones. O, al menos, deseamos dar voz a iniciativas menos públicas y que palpitan bajo la agenda informativa que se nos impone.

Desde esta publicación no somos hipócritas y no lo queremos ser. Sabemos que Israel y toda la zona de Oriente Próximo tienen un problema enquistado desde hace más de cuarenta años. La gente muere a diario por esta confrontación: israelíes y palestinos. Y sí, es cierto, más palestinos que israelíes. Esa es la realidad diaria, la tragedia cotidiana que sufren dos pueblos que están abocados a entenderse. Y esa tragedia nace de las políticas apocalípticas y equivocadas de los dirigentes de Israel y de los países árabes que lo circundan. El problema es que son los inocentes quienes mueren a diario a causa de estas políticas. Aún siendo esto verdad, también lo es que el estado judío es una nación segura en la que habitan millones de personas pacíficas, que no comparten muchas de estas decisiones de sus gobernantes. Gente abierta y hospitalaria.

Donde queremos llegar es a la conclusión de que la política y el placer de viajar no están relacionados. Israel es un país precioso, digno de conocer y de comprender. Y esto es algo que los medios no muestran adecuadamente, porque sólo se centran en una parcela de la actualidad, confundiendo el todo por la parte. El problema (la sangría) palestino-israelí no es un tema nimio. Pero tampoco lo es la pena de muerte en los EEUU o China, o el pisoteo de los derechos humanos por pare de Rusia en Chechenia, o las confrontaciones africanas nacidas de los intereses de los países occidentales… Y así podríamos seguir casi hasta el infinito. Nada de esto se ve en los medios. Por favor, seamos inteligentes y pensemos por nosotros mismos.

¿Quién se queja de oportunidades?

Hay iniciativas que son curiosas y que pueden llegar a ser un éxito. Es el caso de la que ha puesto en marcha Pressplus Europe, una compañía compuesta por los principales diarios europeos (Frankfurter Allgemeine Zeitung, Süddeutsche Zeitung,The Guardian, International Herald Tribune, The Wall Street Journal Europe, El Mundo y El País), a los que se les ha ocurrido montar una web con enlaces directos a la aplicación de reservas de un conjunto de hoteles europeos. Con ello pretenden abaratar el coste de la reserva de la habitación para los clientes, ya que no cobran ninguna comisión ni al viajero ni al hotel que se anuncia.

Está claro que Internet es una revolución en la forma de comunicarse y también de comprar, aunque aún no haya sido explotado totalmente. Desde revista80dias.es, un medio completamente on line, apoyamos iniciativas de este tipo porque dan al internauta/lector/cliente más opciones para preparar sus viajes. Al mismo tiempo, desde esta publicación seguimos apoyando a las agencias de viajes. A las tradicionales y a las interactivas. Y esto es así porque pensamos que el papel de la agencia tradicional nunca va a morir, por lo que aporta de atención personalizada y en persona, que muchos clientes demandan. Justificar esta atención y este cuidado del cliente en el mundo Internet, donde todo tiende a ser gratuito, puede parecer una locura. Pero no lo es cuando surge algún problema y el cliente tiene una persona de referencia a la que dirigirse y ante la que reclamar.

Por la parte del viajero también nos alegramos, puesto que tiene opciones para elegir, desde la agencia de barrio, próxima y de confianza, hasta cualquier minorista de Internet. Y ahora, portales con enlaces directos a los hoteles donde puede alojarse. Sin duda, cada vez más el precio marca la diferencia, pero el cliente también tiene que discernir otras cuestiones: ¿quiere un precio bajo?, ¿quiere comodidad en la reserva?, ¿quiere consejo?, ¿desea otros servicios asociados? Estos son algunos de los interrogantes cuya respuesta nos conducirá por uno u otro camino.

Los ciegos también viajan

Hoy se habla mucho de responsabilidad social. Es un término de los políticamente correctos, de los que están de moda. Sin embargo, son pocas las iniciativas que realmente se dirigen a los colectivos menos favorecidos y que pretendan ayudarles en su desarrollo personal. Por ello, la celebración de la feria “Oscar dei Sapori” en la región italiana de Le Marche nos parece una idea afortunada. Este evento está dirigido a las personas invidentes y pretende conseguir una concienciación de todos los agentes implicados en la política turística para conseguir que estos clientes desarrollen todo su potencial. Y para que se añada a ello el disfrute de unas buenas vacaciones.

Los datos no engañan y, aunque sea mirado únicamente desde el punto de vista económico, el mercado de los invidentes en Europa totaliza 25 millones de potenciales clientes. Estos viajeros están esperando una oferta que les permita disfrutar de su tiempo de ocio y potenciar sus cualidades sensitivas (por todos es conocido que estas personas desarrollan otras cualidades que el más común de los mortales no es capaz de imaginar). Pero ante todo, los invidentes están esperando, e incluso reclamando, una oferta que incluya sus diferencias, que las tenga en cuenta, ya que es esto definitivamente lo que les va a potenciar como lo que son: seres humanos. Seguiremos muy de cerca esta iniciativa y le deseamos el mayor de los éxitos.

Ir a la noticia “’Oscar dei Sapori’, una iniciativa en Italia para facilitar el turismo a los invidentes”