¿En qué ha gastado 6 millones la Asociación Turismo de Madrid?

La ATM es el ejemplo de cómo se cocinan los asuntos en la política española: desvío de fondos públicos a entidades privadas que no están obligadas a dar explicaciones. Y, de comparsa, la Comunidad de Madrid, que elude sus obligaciones legales.

Ignacio Aguado, presidente de Ciudadanos Madrid; Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid; y Carlos Chaguaceda, director general de Turismo de la Comunidad de Madrid | Foto: Comunidad de Madrid

La Asociación Turismo de Madrid (ATM) no ha justificado el uso de más de 6 millones de euros que ha recibido entre 2013 y 2014. El dato ha sido publicado en un informe del Tribunal de Cuentas del pasado mes de julio y muestra los defectos que siguen imperando en los sistemas de control del dinero público.

Continuar leyendo “¿En qué ha gastado 6 millones la Asociación Turismo de Madrid?”

¿La estrategia definitiva para Madrid?

Carlos Chaguaceda es el nuevo director general de Turismo de la Comunidad de Madrid. Tiene ante sí el inmenso trabajo de encajar todas las piezas para que el patrimonio cultural y natural de la región española tenga la visibilidad que se merece.

La política turística de la Comunidad de Madrid necesita un cambio radical y Carlos Chaguaceda, nuevo director general de Turismo de la región, parece capacitado e interesado en dar este giro. Chaguaceda proviene del mundo de la comunicación y ha dejado entrever que por este lado irá parte de su trabajo al frente de la dirección general.

Continuar leyendo “¿La estrategia definitiva para Madrid?”

Buitrago del Lozoya: no sólo es atraer turistas, también cuidar el medio ambiente

Este medio ha visitado recientemente Buitrago de Lozoya y ha quedado sorprendido por las pequeñas cosas que hacen atractivo este municipio, pero también por la suciedad de su medio ambiente, uno de sus valores fundamentales.

El encanto que Buitrago del Lozoya, municipio en la linde entre Madrid y Segovia, atesora en su recinto fortificado y fuera de él lo pierde cuando se visita El Pinar. Se trata de una zona verde, anunciada por el propio ayuntamiento de la localidad como área recreativa, y que destaca por su suciedad. Continuar leyendo “Buitrago del Lozoya: no sólo es atraer turistas, también cuidar el medio ambiente”

Madrid y Barcelona: sobresaliente en transporte público

El transporte público es un elemento fundamental de las grandes ciudades que facilita la movilidad en las mismas. Sin embargo, no en todas funciona de forma adecuada. O al menos, no como esperan los usuarios. Una de las demandas de los clientes de autobuses, trenes o metros es conocer el tiempo que tardará en llegar el medio de transporte elegido. La aplicación para teléfonos inteligentes Movit, que permite conocer el estado de los transportes públicos en diferentes ciudades del mundo, ha realizado un estudio para conocer las sensaciones de los viajeros. Continuar leyendo “Madrid y Barcelona: sobresaliente en transporte público”

La Consejería de Turismo de Madrid, víctima de la crisis

La crisis se está llevando por delante muchas cosas y entre ellas la Consejería de Turismo de la Comunidad de Madrid. Al frente de la misma Santiago Fisas ha hecho un buen trabajo, consiguiendo elevar la cifra de turistas extranjeros que llegaban a la región en los últimos meses de 2008. Uno de los postreros proyectos de esta consejería era el posicionamiento de Madrid como ciudad de negocios y compras.

Ahora las competencias de Turismo serán asumidas por el vicepresidente Ignacio González. Nos parece un mal destino para los temas turísticos, tan relacionados con la economía, y que bien podrían encajar en la Consejería de Economía y Hacienda, desempeñada por Antonio Beteta. No en vano, en todo 2008 los turistas extranjeros se dejaron en Madrid 4.831 millones de euros, un 2,1% más que en el ejercicio precedente. Madrid es la quinta comunidad por ingresos turísticos foráneos de toda España. Por su lado, los turistas que llegaron a la región en el mismo año fueron 4,64 millones, un 4,9% más.

Y es que pensamos que la desaparición de la Consejería de Cultura y Turismo, como tal, es un error de Aguirre. La actividad turística en una comunidad como Madrid, que cuenta con el primer aeropuerto del Estado y con la sede de las principales empresas nacionales y multinacionales, debe contar con un órgano autónomo especializado en políticas turísticas. Los últimos resultados del turismo regional avalan esta opinión. Sin una consejería en toda regla no se podrían haber conseguido, ya que estas políticas se habrían difuminado en las exigencias generales de otros departamentos.

Salvando las distancias, este caso es comparable a la inexistencia de una Secretaría de Estado de Turismo dentro del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio hasta que llegó Miguel Sebastián al mismo. Tras su creación, los convenios, iniciativas y la interlocución con el sector han abundado y han reportado buenos frutos en la mayoría de los casos.

La Comunidad de Madrid es “tacaña” en el gasto público

Son buenas noticias para la Comunidad de Madrid el que la actividad turística suponga el 6,3% del PIB regional (12.230 millones de euros). Esto indica que algo bueno se está haciendo desde la Consejería de Turismo. Sin embargo, entre cifras tan halagüeñas como una recaudación de 3.709 millones de euros en impuestos por actividades turísticas, destaca un nubarrón que dice bastante de la política de inversiones de esta autonomía. Y es que el Gobierno regional de Madrid se gasta sólo 548 millones de euros en el sector turístico. Un 1,8% del gasto público en la región de Madrid. Es decir, prácticamente nada. Y, aún así, la actividad turística se mantiene y crece.

¿Qué pasaría si la administración regional aumentase este nivel de gasto? Seguramente se dinamizaría el trismo en la Comunidad de Madrid, generando más ingresos, mayor recaudación, mayores inversiones privadas. Y no sólo redundaría en una mayor riqueza macroeconómica. Los empresarios del sector, desde restauradores a hoteleros, se verían más beneficiados, consiguiendo más riqueza y generando más empleo. Todo es una cadena.

Sabemos que este gasto repercute en las actividades culturales que organiza la Comunidad o en la promoción del destino. También sabemos que hay otras inversiones, como la mejora de las infraestructuras, que repercuten en el turismo y que no se contemplan en esta partida. Es verdad, pero no es menos cierto que estos 548 millones indican una baja inversión en actividades puramente turísticas. Este hecho debe corregirse ya para mejorar el futuro del sector en la región que alberga la capital del Estado.

Por último, no vamos a comparar aquí el gasto público que realiza la Comunidad de Madrid con el que hacen otras autonomías como Valencia, Baleares o Canarias. Éstas últimas son regiones más dependientes del turismo, por lo que es lógico que sus niveles de inversión sean mucho mayores. Pero, aún sin entrar en comparaciones, la inversión en Madrid nos parece que no está ajustada a la importancia de esta región. Una tarea pendiente para el gobierno de Esperanza Aguirre.