El Corte Inglés, ¿sólo turismo de compras?

Turespaña (el organismo que se encarga de la promoción de nuestro país en el extranjero) y la cadena de almacenes El Corte Inglés han firmado un acuerdo de colaboración para fomentar el turismo de compras entre los visitantes que lleguen a nuestro país. Sin duda, el sector público debe colaborar con el privado, pero con el objetivo de que se generen oportunidades para la mayoría de empresas y no sólo para determinados actores. Los pequeños comercios se preguntarán, con razón, si El Corte Inglés es todo el turismo de compras que tiene España. Hubiera sido más recomendable un gran plan que implicase a todo el comercio.

El turismo de compras es muy residual en España, como muestran los poco desagregados datos del Instituto de Estudios Turísticos. De 52.796 millones de euros de gasto que efectuaron los turistas en 2011, sólo un 3,2% se dedica a otras actividades, entre las que se contemplan las compras. En el comunicado enviado a los medios, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo reconoce que el gasto en compras efectuado por los turistas entre mayo de 2011 y mayo de 2012 llegó a los 29,24 millones de euros, es decir, un 0,05% del total.

Con estos datos en la mano, cabe preguntarse si la estrategia de Turespaña debe orientarse a promocionar el turismo de compras. La idea del acuerdo firmado con El Corte Inglés es que en las ferias internacionales de turismo haya representantes de la empresa, así mismo, cuando se organicen viajes de prensa o de familiarización para agentes extranjeros, se les llevará a los centros comerciales de la cadena de almacenes. El objetivo son los mercados de Asia, América y Rusia.

España cuenta con un patrimonio natural y cultural nada promocionado, en clara sintonía con la idea de los políticos nacionales de que la cultura es insignificante. Las campañas promocionales se centran en la oferta de sol y playa española, que ha sido la verdadera atracción desde los años 60 del siglo pasado para los visitantes extranjeros. Se puede seguir estrujando la ubre de esta vaca, que cada vez da más signos de cansancio por la alta competencia de otros destinos mediterráneos.

O se puede empezar a explotar (desde el punto de vista turístico y respetando el medio ambiente y las poblaciones) la riqueza del interior español. Salvo tímidos anuncios y promociones, los destinos del Norte de España y del interior del país son desconocidos para el turista internacional. Existe un potencial clave en los mismos, no sólo para atraer turistas, sino para generar empleo y para dar vida a zonas rurales en clara decadencia. Esta falta de promoción no es del todo culpa de Turespaña, ya que las competencias de turismo están transferidas a las comunidades autónomas. Y cada uno, en su reino de taifas, hace lo que quiere. Y así nos va.

Para dar la vuelta a esta situación y centrarse en los productos que de verdad puede promocionar España hace falta mayor calidad política, una cualidad inexistente en nuestro país. Gobernados como estamos por una casta parasitaria que sólo se ocupa de su bienestar, nadie se va a atrever a dar un giro radical a la estrategia turística de este país, por muchos planes integrales que se aprueben, elaboren y editen. Al final lo que hace falta es inteligencia y ejecución, algo que escasea entre la alta clase política, sea del color que sea.

La tabla periódica de las aerolíneas

¿Con qué elemento volar?

¿Quién no recuerda la tabla periódica de los elementos químicos? Quizá no al detalle, pero sí vagamente, como algo que había que aprender de memoria en los últimos años de enseñanza secundaria. Pues bien, la agencia de viajes Edreams ha tenido la originalidad de crear la tabla periódica de las aerolíneas. Se trata de una clasificación de las 100 compañías mundiales con mejores comentarios de los clientes de la agencia.

El primer puesto lo ocupa Singapore Airlines (puntuada con 4,49), seguida de Darwin Airways (firma suiza con 4,40 puntos) y de Thai Airways (tailandesa con 4,40 puntos). Para encontrar la primera firma española hay que bajar hasta el puesto 11 (lo que no está mal), que ocupa… ¿lo adivinan? Binter Canarias (4,24), una aerolínea regional especializada en vuelos que unen las siete islas del archipiélago canario. Es decir, ninguna de las grandes compañías españolas se encuentran en el Top 10 de la clasificación.

De las opiniones de los clientes de Edreams se concluye que el precio del billete no es la razón principal por la que puntúan a las aerolíneas, ya que ninguna de las 10 compañías más low cost figura entre los 20 primeros puestos. En cambio, dos de las tres aerolíneas más caras están situadas entre las diez primeras. Se puede hacer esta lectura o también que buena parte de los clientes que han realizado los comentarios disponen de un alto poder adquisitivo.

En cualquier caso, el pabellón español queda muy desmejorado. La siguiente aerolínea nacional en el ranking es Islas Airways (puesto 20 con 4,12 puntos), también especializada en cubrir trayectos entre las Islas Canarias. Hay que bajar hasta los puestos 68, 77 y 79 para encontrar a Air Europa (3,74), Iberia (3,58) y Vueling (3,54), respectivamente. Que las aerolíneas de mayor envergadura aparezcan casi siempre en puestos bajos habla por sí mismo.

Canarias, laboratorio tecnológico para el turismo

El Teide desde los Roques de García

Hasta hace pocos meses no se oía hablar de la isla canaria de El Hierro en España. Fue a raíz de la erupción del volcán submarino cuando nos empezamos a preocupar por ella. El turismo extranjero ya tenía noticias de ella, pero el miedo a una catástrofe vulcanológica (algo muy improbable) lo alejó de la misma. Ahora, la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (Segittur) quiere convertirla en un laboratorio tecnológico-turístico. Es una idea excepcional y lo lamentable es que no se realice en todo el territorio nacional, como proyecto piloto, en más municipios y regiones españolas.


Segittur quiere dotar a la isla de una red wifi que dará acceso a Internet a los turistas, que podrán consultar información sobre El Hierro, descargarse aplicaciones y llevar a cabo otro tipo de tareas interactvas. También se creará un Centro de Interpretación Vulcanológico, aprovechando el tirón del famoso volcán.


José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía y Turismo, es canario, así que en el tiempo que él esté al frente del departamento las Islas Canarias serán la estrella de muchos proyectos. Es una ocasión ideal para recuperar un archipiélago comandado por Tenerife y Gran Canaria, pero que consta de otras cinco islas y que en España tiene muy poco predicamento. Contamos en nuestro país con un tesoro natural, histórico y cultural a dos horas de vuelo y lo conocemos bien poco. Este tipo de proyectos y otros que tienen que venir deben servir para poner a Canarias entre las primeras regiones en innovación y transformación turística. En este último punto no hay que olvidar que muchos destinos de las islas aún deben reconvertirse, como el Puerto de la Cruz en Tenerife. A pesar de los recortes, la Administración (central, autonómica y local), junto con los empresarios tienen en su mano la llave del cambio y del éxito.

Iberia contrata un asistente virtual

Parece que el futuro que tantas veces hemos visto en las películas ya es una realidad. Iberia ha presentado sus agentes virtuales en la Terminal 4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas, como se puede apreciar en el vídeo. Se trata del holograma de una persona (hombre o mujer), situado entre los mostradores 810 y 811, que dará informaciones sobre la compañía, los procesos de facturación, de seguridad, las salas VIP, el auto-checkin y otros temas. De hecho, la aerolínea ha programado estas imágenes con hasta 200 mensajes.

Sin duda, esta innovación tecnológica es un avance, aunque está por ver la utilidad que tiene y los usos futuros que se le pueda dar, quizá con mensajes en tiempo real en casos de huelgas, cancelaciones masivas o inclemencias meteorológicas.

En cualquier caso, esta anécdota no debe distraer de los problemas que afronta Iberia como compañía área. Por un lado, el contencioso que enfrenta a la firma con los pilotos a cuenta de la creación de Iberia Express y de la renovación del convenio colectivo. De momento, los paros de los comandantes se han congelado para facilitar el arbitraje al que está sometido el conflicto. Ayer se conocía una sentencia de la Audiencia Nacional que da la razón a la aerolínea frente a las huelgas del sindicato de TCP Stavla, declarándolos ilícitos, y que podría suponer un precedente para los problemas con el Sepla.

Por otra parte, la falta de rentabilidad de Iberia es otro de los puntos negros que están lastrando las cuentas de IAG, el grupo en que se integra junto con British Airways y Bmi. La realidad es que la aerolínea española ha perdido 170 millones de euros en el primer trimestre de 2012, según los últimos resultados presentados. Su red de corto y medio radio (vuelos nacionales y europeos) no es eficiente, motivo por el que se ha creado Express. ¿Servirán los asistentes virtuales para solventar estas carencias?

Menos IVA en turismo no es un capricho

Está claro que el turismo no interesa a nuestros políticos y así nos va. El Senado ha rechazado por segunda vez la propuesta del grupo Popular para rebajar el IVA de las actividades turísticas al 4%. El grupo Socialista, PNV y Entesa del Progres han votado en contra alegando que España está en la zona más baja de presión fiscal indirecta de Europa.

Lo que parecen obviar estos senadores (y sus respectivos grupos políticos, que a fin de cuentas son los que deciden en este simulacro de democracia parlamentaria) es que España también se encuentra en los niveles más bajos de competitividad turística desde hace ya unos años. Por eso, la subida que se producirá en el IVA desde junio (pasará del 7% al (% en restauración y transportes, y del 16% al 18% para las agencias de viajes) sólo es un lastre más para la industria turística, que aporta el 10% del PIB nacional (algo más de 100.000 millones de euros).

Uno de nuestros principales mercados emisores de turistas es el británico. Con un euro fuerte y unos impuestos indirectos más altos será difícil que los británicos (cuya moneda es la libra) se sientan atraídos por la oferta española. En cuanto a la demanda nacional, de la que va a tener que vivir nuestro turismo al menos este año que queda por delante, se verá penalizada al tener que soportar un gravamen mayor en sus viajes.

Y, cuando se trata de hablar con el bolsillo, el tema no es una tontería. Un viaje de 800 euros brutos comprado hoy en un agencia tendría un 16% de IVA de 128 euros, con lo que en total le costaría al turista 928 euros. A partir de junio el impuesto será del 18%, con lo que el precio total alcanzará los 944 euros. Ahora bien, si este impuesto fuese del 4%, el precio total a pagar sería de 832 euros.

Tomamos como ejemplo el de las agencias de viaje porque, según los datos de la Agencia Tributaria, en 2008 se recaudaron 146,56 millones de euros por IVA declarado en esta actividad. Una “minucia” si se compara con los 240.387 millones de euros declarados por ventas comerciales. Es decir, el fisco se puede permitir el lujo de renunciar a una parte de estos ingresos para conseguir una mayor afluencia turística y una recuperación de este mercado.