Recibir en el aeropuerto con estilo

Una forma diferente de recibir a los seres queridos | Foto: BannerXpress

Los que viajamos habitualmente conocemos bien la sensación que invade nuestra alma cuando llegamos y algún familiar o amigo viene a recogernos al aeropuerto. Si esto no sucede, cuando el viajero sale por la puerta del recinto y ve como otras personas sí son recibidas se siente un inmenso vacio y envidia. Una práctica muy habitual es esperar al viajero con un cartel en el que se indica su nombre, generalmente escrito a mano.

Para dar un poco más de glamour a esta tarea, la empresa BannerXpress ha creado un kiosko en el que se pueden imprimir carteles para recibir a los familiares u otras personas. De momento, el Aeropuerto de Schiphol (Holanda) ha sido el único en incorporar este dispositivo. El precio varía de los 4 euros a los 15 euros y permite elegir fuente, tamaño de la letra, colores y longitus del cartel, que puede ser de hasta tres metros.

A algunos les puede parecer una tontería, otros verán una forma de tener un detalle con un ser querido. En cualquier caso, iniciativas como esta añaden notas de calidad a los aeropuertos, instalaciones que la mayoría de las veces son frías. Aunque, más que con el cliente familiar, la oportunidad puede estar en el viajero de negocios, quien desconoce a su contraparte.

Pagar el hotel con nuestra huella dactilar

Pagando con nuestro dedo disfrutaremos de la piscina y eventos del Usuaïa Beach Ibiza

Cuando hablamos de innovación nos referimos a proyectos como el del Ushuaïa Ibiza Beach Hotel, un alojamiento del grupo Fiesta Hotels famoso por los conciertos y eventos que organiza en la isla balear. Ahora, el establecimiento ha incorporado un sistema de pago a través de la huella dactilar.

Los huéspedes y los asistentes a los eventos, gracias a esta tecnología, tendrán acceso prioritario a los conciertos y fiestas. Para ello es necesario que se registren a través de la página web del hotel o bien de forma presencial en el mismo. En un proceso seguro, el usuario vincula sus huellas dactilares a sus datos. Después podrá usar los catorce terminales PayTouch que ha instalado el Usuaïa Beach Hotel para pagar o enterarse de otras informaciones.

Este es el tipo de servicios que hacen que nuestro turismo gane en calidad y sea más atractivo para el visitante. En el futuro, los hoteles tendrán que ampliar sus formas de pago y gestión del cliente a procesos más impersonales, aunque rápidos y menos burocráticos. La del hotel Usuaïa es una iniciativa interesante y curiosa que pone nuestra hotelería en la vanguardia.

Iberia contrata un asistente virtual

Parece que el futuro que tantas veces hemos visto en las películas ya es una realidad. Iberia ha presentado sus agentes virtuales en la Terminal 4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas, como se puede apreciar en el vídeo. Se trata del holograma de una persona (hombre o mujer), situado entre los mostradores 810 y 811, que dará informaciones sobre la compañía, los procesos de facturación, de seguridad, las salas VIP, el auto-checkin y otros temas. De hecho, la aerolínea ha programado estas imágenes con hasta 200 mensajes.

Sin duda, esta innovación tecnológica es un avance, aunque está por ver la utilidad que tiene y los usos futuros que se le pueda dar, quizá con mensajes en tiempo real en casos de huelgas, cancelaciones masivas o inclemencias meteorológicas.

En cualquier caso, esta anécdota no debe distraer de los problemas que afronta Iberia como compañía área. Por un lado, el contencioso que enfrenta a la firma con los pilotos a cuenta de la creación de Iberia Express y de la renovación del convenio colectivo. De momento, los paros de los comandantes se han congelado para facilitar el arbitraje al que está sometido el conflicto. Ayer se conocía una sentencia de la Audiencia Nacional que da la razón a la aerolínea frente a las huelgas del sindicato de TCP Stavla, declarándolos ilícitos, y que podría suponer un precedente para los problemas con el Sepla.

Por otra parte, la falta de rentabilidad de Iberia es otro de los puntos negros que están lastrando las cuentas de IAG, el grupo en que se integra junto con British Airways y Bmi. La realidad es que la aerolínea española ha perdido 170 millones de euros en el primer trimestre de 2012, según los últimos resultados presentados. Su red de corto y medio radio (vuelos nacionales y europeos) no es eficiente, motivo por el que se ha creado Express. ¿Servirán los asistentes virtuales para solventar estas carencias?